Tracción Animal


Nuestra Escuela de Tracción Animal nace con la ilusión de recuperar la antigua cultura labriega con sus prácticas agrícolas ancestrales apoyadas por las bases científicas de la agricultura ecológica, las dos directamente marcadas con un componente de sostenibilidad o perdurabilidad. Pretendemos además, recuperar la memoria histórica sobre un importante hecho de nuestra cultura labriega rural, toda vez que aún quedan testimonios vivos en las aldeas de Allariz, y en las aldeas de la Reserva de la Biosfera que trabajan con Tracción Animal empleando diferentes animales, y que pueden con su experiencia ilustrarnos en la formación y concienciación de las nuevas generaciones.

Existe una gran cantidad de conocimiento tradicional, habilidades y experiencia relativas a la tracción animal que aún podemos preservar. Tristemente en nuestros días, el avanzar de la mecanización agrícola, la modernización de los medios de transporte y el abandono de las prácticas tradicionales traen consigo la progresiva desaparición de esta sabiduría, y el riesgo de que en tan solo una década quede en la memoria, como ocurre ya en muchas partes de nuestra geografía.